ROQUETASCICLISMO.COM
ciclismo de Almeria......................................Esteban Mesa Olea
 

- . CICLISTAS ALMERIENSES . -

 

el ciclismo almeriense en el siglo XIX

 
 

 

El ciclismo almeriense nació de forma sólida en las postrimerías del siglo XIX, coincidiendo prácticamente con la condición de deporte olímpico en los primeros Juegos de Atenas 1896.
Este es un detenido recorrido por las carreras de la época, los ciclistas, las figuras del pedal que nos visitaron, la proyección de nuestros primeros corredores, los escenarios de la capital, Adra, Cuevas de Almanzora y Berja, fundamentalmente...hasta, incluso, el inicio del cicloturismo.


el Malecón del Puerto con el Parque Nicolas Salmerón al fondo

 

La introducción del ciclismo en Almería, disciplina olímpica desde 1896 en los primeros Juegos de Atenas, nos lleva a las postrimerías del  siglo XIX. La influencia británica y francesa, a través de las líneas marítimas y actividades mineras, es notoria en la llegada de los velocípedos a la provincia. La máquina tiene presencia efectiva en nuestro territorio en la década decimonónica de los 80. Con carácter de habilidad, exhibición y espectáculo hace su aparición en la plaza de toros, con motivo de novilladas. Se celebran carreras de cintas a caballo y en bicicleta, con una gran aceptación por la alta sociedad de nuestra capital.

Antes de 1895, la Sociedad de Sport La Montaña , fundada en 1881, organiza carreras de velocípedos en el Paseo del Malecón (hoy Parque de Nicolás Salmerón ), con cinco pruebas y participantes de Águilas (Murcia) y Almería.
Aparece la competición en circuito urbano, que algunos sitúan en 1887 ( El deporte en Almería.1880-1939 , de Donato Gómez y José Miguel Martínez ), si bien son de más resonancia las celebradas en la Feria de 1893 y 1894.

la desina, el primer vehículo de dos ruedas dispuestas en línea, es el prototipo de la bicicleta y el primer vehículo práctico de propulsión humana (aprox. 1.820)

ALMERÍA Y CUEVAS DE ALMANZORA

El año 1895 va a marcar un nivel más en el nacimiento del ciclismo almeriense, con dos focos destacados en la provincia: la capital y Cuevas de Almanzora. En abril, coincidiendo con anuncios en prensa que promocionan la venta de bicicletas de las mejores marcas inglesas; en nuestra ciudad es recibido con todos los honores el ciclista de Cuevas, Manuel Soler Flores , que hace el recorrido en velocípedo desde su pueblo.

En junio, el diario El Popular de Granada , recoge el éxito del corredor almeriense Ezequiel Gómez Sellés, segundo en las pruebas de circuito granadinas, con motivo del Corpus.
Se hacen grandes elogios del joven, que en noviembre vuelve a la ciudad de la Alhambra para competir de nuevo.

Las carreras de cintas en bicicleta, en verano, son muy significativas, con motivo de la inauguración del ferrocarril Guadix Almería (organizadas por la Sociedad Artística Almeriense) y de la Feria. Toman parte ciclistas destacados como el referido Gómez Sellés , que como veremos más adelante será toda una figura, y otros como Manuel Orozco Cordero, José Morales, Adolfo y Esteban Viciana, Francisco Gallardo, Fernando Rodríguez Ferrer, Bernardo Campos, Angel Muro, Elías Nofuentes, José Rapallo, Antonio Martín Massa, Jerónimo Abad y Angel Ochotorena .

En octubre, El Imparcial de Cuevas recoge una apuesta entre Miguel Bernabé Soler y Rodrigo Sánchez Mulero por el record Cuevas Águilas. La apuesta es de 125 pesetas, siendo designados jueces Miguel Soler Casanova y el campeón, Manuel Soler Flores . Se suspende el reto al rajarse Sánchez Mulero . Coincide con otro intento en Almería por organizar el record Almería - Guadix. El ambiente ciclista, como podemos ver, va creciendo y tomando cuerpo.


distintos tipos de velocipedos

1896, AÑO DEL NACIMIENTO DEL CICLISMO COMO DISCIPLINA REGLADA

El ciclismo almeriense, como disciplina reglada, estructurado, nace en 1896. Los hechos así lo avalan.
El 30 de marzo, Enrique Rocafull es nombrado cónsul representante en Almería de la Unión Velocípeda Española, decana de las federaciones nacionales del deporte español.
El 7 de julio se produce una reunión de la sociedad Club Velocipédico Almeriense, que se había constituido hacía poco, para que la entidad, a partir de este momento, asumiera el protagonismo provincial en esta materia.
Es la primera organización en torno al ciclismo propiamente dicho.
Enrique Rocafull como presidente, aglutina, entre otros, a Rodolfo Sánchez, Emilio Rapallo, Fernando Rodríguez, Manuel Sánchez Pareja, Juan Jiménez Aquino, Carlos Lepina, Cano y Viciana , que asisten a la reunión.
Se acuerda integrarse en la Unión Velocípeda Española (UVE), a fin de gozar de las prerrogativas y grandes ventajas que con ello recibirá la sociedad.

La competición oficial es responsabilidad del Club Velocipédico Almeriense. Así, su presidente, en julio de 1896, desautoriza, a través de un escrito, las carreras de velocidad de campeonato anunciadas por la sociedad La Capea para la Feria de agosto de ese año, al ser la UVE según nota difundida -, la única autorizada para llevar a cabo pruebas, o sociedades adscritas a ella, como el Club Velocipédico Almeriense.
Se anunciaron seis carreras en el Malecón y había inscritos ciclistas de Almería, Granada, Cuevas y Guadix.

LA PRIMERA CARRERA: ALMERÍA - ADRA

El ciclismo almeriense, de manera reglada, seria y como disciplina deportiva oficial va a echar a andar en este año de 1896. En agosto, tiene lugar la primera carrera de fondo Almería - Adra, todo un acontecimiento histórico, fundamentalmente para la ciudad abderitana, y días después carreras en circuito urbano, regidas por el reglamento de la UVE, con medallas hechas en París para los ganadores del campeonato almeriense.

El 19 de agosto, tiene lugar la primera prueba de ciclismo en ruta que conocemos, antecedente más remoto de la magnífica Clásica Ciclista Internacional de Almería que disfrutamos ahora.
Aquella prueba decimonónica fue todo un acontecimiento en su tiempo. La carrera estuvo organizada por el Club Velocipédico Almeriense, con salida en Almería y meta en Adra.
Los participantes fueron Emilio Rapallo, Antonio Martín Massa, José Morcillo, Fernando Rodríguez y Antonio Jover , que emprendieron la marcha a las 4 de la mañana, desde la carretera de Poniente.
Venció Emilio Rapallo , que logró un tiempo de 5 horas y 55 minutos. El segundo en llegar a la ciudad abderitana fue Antonio Martín Massa , que invirtió 7 horas y 22 minutos. Abandonaron Morcillo y Jover . Fueron jurado, León Cobos y José Rapallo .

En la reseña que recoge el diario La Crónica Meridional del 20 de agosto, se dice: A Antonio Martín Massa, en la cuesta llamada de los Alacranes, le salió al paso un individuo que faca en mano le exigió el dinero que llevaba, dándose cuenta del hecho a la Guardia Civil. Como puede verse los cacos también debutaron en la carrera de fondo e hicieron su agosto, nunca mejor dicho .

Adra fue una fiesta. El vencedor fue recibido por numeroso público que le ofreció dulces, cigarros y champang. Los honores fueron completos, ya que hasta actuó la banda de música abderitana, que tocó un himno dedicado al campeón, que también recibió una medalla de oro. El ciclismo en ruta había iniciado su actividad en Almería.

CIRCUITO URBANO

Unos días después, el 27 de agosto de 1896, mientras las sociedades La Capea y La Montaña se contentaban con organizar carreras de cintas en la plaza de toros, dentro del programa de Feria, el Club Velocipédico Almeriense se centraba en el ciclismo de competición con carreras en el Parque, regidas oficialmente por el reglamento de la UVE y con premios consistentes en medallas, hechas en París, para los ganadores del campeonato almeriense.

La jornada vespertina se inició a las 4 de la tarde, siendo las pruebas y los ganadores, por este orden, los siguientes:

- Preparatoria (1.700 metros), Ezequiel Gómez Sellés y Emilio Rapallo
- Provincial (3.400 m.), Sellés, Rapallo y Carlos Jover
- Campeonato almeriense (4.250 m.), Sellés (oro), Rapallo (plata) y Alfonso Cano (bronce)
- Local (8.500 m.), Sellés, Jover y Rapallo
- La consolación (2.550 m.), el premio fue para José Morcillo.

Según la crónica periodística de la época, asistió numeroso público y amenizó la carrera la banda de música municipal.
Los ciclistas decía la reseña (vestían sus trajes ad hoc, e hicieron con sus máquinas grandes habilidades).
Se apostillaba pidiendo un hipódromo (debe entenderse velódromo) para Almería, dado el éxito de las pruebas y la implantación del ciclismo en la población.

En septiembre de 1896 se elige nueva directiva del Club Velocipédico Almeriense.
Su presidente será Antonio González Egea , y su directiva quedó completada con Ezequiel Gómez Sellés , vicepresidente; Angel Muro Villaplana , tesorero; Carlos Jover y Vidal , secretario; y José León Cobos, Bernardo Campos Sánchez, José Morcillo Ibáñez y Alfonso Manuel Cano , como vocales.

EN CARRERAS INTERNACIONALES

Un mes después, ciclistas almerienses participan en carreras internacionales.
En octubre de 1896, en el vapor Numancia, marchan para Orán, los jóvenes Carlos Jover, José León Cobos y José Rapallo Vela , invitados por el Joyeux Club Cycle Oranais.
Actúan en las carreras que tienen lugar en el velódromo Saint Eugéne de la ciudad argelina. Jover sería ganador de una de las pruebas. La actuación en conjunto de los almerienses es catalogada como satisfactoria.

En diciembre de 1896, el Boletín de la Unión Velocípeda de Francia publicó el ingreso en sus filas de los velocipedístas almerienses Enrique Rocafull y Carlos Jover.
El reconocimiento era internacional por primera vez para ciclistas de nuestra tierra.
Días después, el sorteo de lotería de Navidad dejó el gordo en Almería y el cuarto premio en Cuevas, curiosamente las dos localidades de la provincia que acaparaban el protagonismo del ciclismo en sus inicios.

MÁS PRUEBAS CON CATEGORÍAS DE PROMOCIÓN

La actividad del pedal sigue su línea ascendente y continuada, con intensidad y participación.
En 1897, el Club Velocipédico Almeriense fija su sede social en el Balneario El Recreo , con la misma directiva del año anterior, y celebra en Feria, en el circuito urbano del Malecón (Parque), hasta siete pruebas, incluyendo, por vez primera, la categoría de infantiles.
Ello es indicador de que se empieza a cuidar la cantera y de que existía promoción.

Las carreras y ganadores, por el orden que aparecen, fueron:

- Preparatoria sólo para socios, Ezequiel Gómez Sellés y Carlos Jover
- Regional, Sellés, Manuel Sánchez Pareja y Francisco Laiglesias
- Infantil (media vuelta al circuito), José Gómez Campana, Francisco Cassinello Barroeti y José Fornovi Martínez
- Campeonato almeriense, Sellés, Gerardo Gil y Ramón Jover
- Local, Sellés, Sánchez Pareja y C. Jover
- Handicap, Sellés y Laiglesias , teniendo en cuenta que el ganador dejó de ventaja en la salida 150 metros a su rival
- Consolación, José Morcillo y Ramón Jover .

La Capea y La Montaña , mantienen las carreras de cintas en bicicleta en la plaza de toros, con motivo de las corridas y novilladas feriadas.

Veinte días después de las pruebas de Feria, llega a nuestra ciudad, camino de Orán, el ciclista croata Fernando Buditki , que recorría en velocípedo Europa y Norte de Africa.
Los amigos del pedal almerienses le ofrecieron una gran bienvenida. Buditki llevaba recorridos 12.000 kilómetros. Salió de Berlín el 9 de mayo y ya había estado en Rusia, Noruega, Holanda, Suiza, Italia, Francia y Gran Bretaña.

Termina el año 1897 con el denominado record Almería - Berja - Almería, de 104 kilómetros, que se anuncia para el 28 de diciembre.
El primer premio fue donado por S.A.R. la Infanta María Isabel Francisca .

MÁS CARRERAS Y CICLOTURISMO

Todavía en el siglo XIX, el ciclismo almeriense, que había iniciado su andadura de forma contundente, ofrecería más aportaciones inéditas, como el protagonismo nacional de nuestros corredores, la intensificación de relaciones internacionales y las primeras actividades de cicloturismo, con excursiones a la provincia.
Los dos años que cierran este siglo son también intensos.

En mayo de 1898, la autodenominada revista nacional velocipédica ilustrada de Madrid, Veloz Sport , inserta un amplio reportaje del ciclista almeriense Ezequiel Gómez Sellés , como campeón de Almería y corredor de gran proyección internacional.
Aparece su foto y una amplia biografía. En este mismo mes, el Club Velocipédico Almeriense sigue intensificando sus relaciones al recibir al campeón de Portugal, Joao Dore.
Con tal motivo se organizó una excursión en bicicleta a Aguadulce. El portugués estuvo acompañado de Jover, González y Sánchez.
Desde Almería viajó en barco a Sevilla, para continuar el regreso a su país.

El verano de 1898 aportaría otra novedad en la disciplina del pedal, lo que podemos considerar como primera actividad de cicloturismo.
El Club Velocipédico realiza excursiones semanales a localidades de la provincia.
Así se llevan a cabo salidas a Adra, Rioja, Berja, Laujar de Andarax, Fondón, Alhama y Gádor, en diferentes jornadas.
Entre otros participan aficionados como Campos, Morales, Vivas y Rodríguez Company . 

Almería queda integrada en la octava región de la Unión Velocípeda Española (UVE), según acuerdo de su II Congreso nacional, celebrado en Madrid, lo que se da a conocer el 1 de junio de 1898.
El club almeriense recibe así la ratificación de su oficialidad por la intensa labor que desarrolla y el auge velocipédico existente en la provincia.

Agosto vuelve a acoger carreras en el circuito urbano del Malecón (Parque).
El día 26, en plena Feria, el Club Velocipédico Almeriense lleva a cabo un amplio programa, aportando varias novedades. Una de ellas es la presentación del grupo de jueces y jurado que habían obtenido esta consideración, estando integrado por Bernardo Campos Sánchez, Carlos Jover Vidal, Fernando Rodríguez, José Sánchez, Tomás Manzano, Miguel de los Ríos, Cosme González y Nicolás Rodríguez .
Podrían ser los primeros oficiales de pruebas ciclistas y como tales actuaron en la ocasión.
La jornada se inició con el desfile de los participantes, aplaudidos a lo largo del circuito. Fue otra aportación a las carreras.

Las pruebas y primeros clasificados, por este orden fueron:

- Preparatoria (1.700 metros), Manuel Sánchez Pareja y Ezequiel Gómez Sellés
- Junior (1.700 m.), Salvador Campos y Enrique Coromina
- Local (3.400 m.), Sellés y Cosme González
- Campeonato almeriense (3.400 m.), Sánchez Pareja y Sellés
- Lentitud (700 m.), Sellés y Carlos Jover
- Consolación (850 m.), Aurelio Jover y Ernesto Moreno .

Otros participantes fueron Alberto La Muela, Ramón Jover, Antonio Moreno y Manuel Chalous .

LA INAUGURACIÓN DEL FERROCARRIL

Pasamos a 1899. El 13 de marzo, con motivo de la inauguración del ferrocarril Almería - Linares, tienen lugar carreras en el Malecón, organizadas conjuntamente por el Club Velocipédico, Compañía del Sur de España y Sociedad Económica Amigos del País.
Hubo cinco pruebas y premios para los dos primeros:

- Local, Sellés y Cosme González
- Velocidad, La Muela y Gil
- Comisión, Martín Massa y Jover
- Internacional, Sellés y González
- Cconsolación, Campos y Salón.

También intervinieron Mateos, Massa Alvarez, Padilla y Vázquez .

En la Feria de 1899, el Club Velocipédico asume también las carreras de cintas en la plaza de toros, previas a los festejos taurinos, que en años anteriores habían llevado a cabo las sociedades La Capea y La Montaña.
En el Parque, siguiendo la tradición, tienen lugar carreras de velocidad, registrándose varias circunstancias. Gómez Sellés , que es el ganador de la prueba preparatoria, se adjudica como trofeo una figura de bronce, representando a un ciclista, que había sido donada por S. A. R. La Infanta Isabel.
El campeonato local fue suspendido al caerse el ciclista Sánchez Pareja , por cruzársele al paso un niño, lo que no impidió que después se celebrara, proclamándose vencedor Gómez Sellés , que en una vuelta, 850 metros, invirtió 90 segundos, según se indica en un artículo aparecido en La Crónica Meridional .
Otras carreras fueron ganadas por Carlos Jover , la de consolación; Gil Camporro , internacional y Sellés , la provincial. Participaron junto a los premiados Cosme, Pareja, Campos y Ramón Jover .

Después de éste sólido nacimiento del ciclismo en Almería coincidiendo prácticamente con su incorporación olímpica, la actividad continuaría de forma ininterrumpida, más o menos intensa, hasta hoy, que el ciclismo tiene todo el esplendor y reconocimiento internacional con la Clásica de Almería que se celebra entre febrero y marzo.


Fuente: Jose Manuel Román, periodista


 
creación, diseño y actualización de Esteban Mesa Olea